El Fichero de la Vida

Autor Desconocido



  En aquel estado entre despierto y dormido me encontré en una pieza. Lo único distinto que tenía era que una pared estaba cubierta con un gran fichero como aquellos de las bibliotecas grandes que tienen todo organizado por los títulos de los libros o por los autores, todo en orden alfabético. Pero estos ficheros,   cubrían una pared por completo desde el piso hasta el techo y extendiéndose infinitamente por los dos costados, tenían otros títulos.

Mientras me acercaba más a la pared, el primero que me llamó la atención decía "CHICAS QUE A MI ME HAN GUSTADO".  Lo abrí y empece a ojear a las fichas.  Rápidamente la cerré, ..en shock.. porqué... reconocí a cada nombre escrito! Fue entonces.., sin que nadie me dijera.., que me di cuenta...exactamente dónde yo estaba.

Esta pobre pieza, sin vida, con sus ficheros todos a la vista, era un sistema rudimentario, pero efectivo, de toda mi vida. Aquí, en este lugar, en estas fichas, estaban escritos todos los hechos, grandes y  pequeños, de cada momento de mi vida, con un

lujo de detalle que ni recordaba yo las cosas que aquí estaban grabadas.

En mis entrañas se despertó una curiosidad, una duda...y me puse a investigar al azar el contenido de distintos ficheros. Algunos me trajeron gozo y dulces memorias; otros un sentido de vergüenza y remordimiento tan intenso que miraba a mi alrededor si por acaso alguien más estuviera mirando también. Un fichero encabezado "AMIGOS" estaba al lado de otro que decía "AMIGOS QUE HE TRAICIONADO." Los títulos iban de lo real a lo raro. "LIBROS QUE HE LEIDO,"  "MENTIRAS QUE HE CONTADO"  "CONSOLACION QUE HE DADO,"  "CHISTES QUE HE CONTADO,"  Era casi graciosa la exactitud de algunos de los títulos de esos ficheros: "COSAS QUE HE GRITADO A MIS HERMANOS."  Otros no tenían nada de gracioso: "COSAS QUE HICE POR E ESTAR ENOJADO," - "COSAS QUE DIJE EN CONTRA DE MIS PADRES TRAS DE SUS ESPALDAS." Me quedé asombrado por el contenido de cada uno. Muchas veces me quedé sorprendido por el gran número de fichas que había. Otras veces fueron muchos menos de lo que yo esperaba. Me sentí abrumado por el volumen de la vida que yo había vivido.  Era posible que en los pocos años de mi vida  yo pudiera haber tomado el tiempo para escribir cada uno de estos miles y aún millones de fichas ? Pero...las fichas confirmaban la verdad.  Cada una fue escrita con mi letra y puño. Cada uno llevaba mi propia firma. Cuando saqué la ficha marcado "CANCIONES QUE HE ESCUCHADO," me di cuenta que los archivos se expandieron para poder contener todo. Las fichas estaban bien apretadas, pero aún así,  después de revisar dos o tres metros, no llegue al fin. Lo cerré, avergonzado, no solo por la calidad de algunas selecciones, sino también por la enorme cantidad del tiempo que yo sabía que este archivo representaba.

  Cuando me toco un fichero encabezado "PENSAMIENTOS LUJURIOSOS," sentí un escalofrío por todo mi cuerpo. Sólo abrí el fichero 2 cm., no queriendo saber su largo, y saqué una sola ficha. Me estremecí al ver lo que estaba escrito ahí. Sentí nauseas de que semejante pensamiento había sido escrito. Una rabia casi animal me controlaba. Un sólo pensamiento dominaba mi mente: "Nadie jamás debe ver estas fichas!  Nadie jamás debe entrar a este lugar! Debo destruirlas a todas!"  En un frenesí lunático tiré un fichero hacia afuera. Ya no me importaba su tamaño. La cosa era volcarlo y quemar todas las fichas. Pero mientras lo golpeaba contra el piso, no caía ni una de las fichas. Me desesperé y agarré una sola ficha, pero era fuerte como acero, me era imposible romperla con la mano.

Vencido y totalmente impotente, volví la ficha a su lugar. Con un gemido largo y profundo de compasión de mi mismo, apoyaba mi cabeza en la pared. Entonces lo ví.  Encabezado, "GENTE CON QUIEN HE COMPARTIDO EL EVANGELIO." La manija del cajón brillaba más que otros por ser nuevo, casi sin uso. Lo tiré hacia afuera y una pequeña caja apenas de 5 cm. de largo me caía en las manos. Era fácil contar las fichas que contenía en una sólo mano.

Entonces llegaron las lágrimas. Empecé a llorar. Los sollozos eran tan profundos que el dolor empezaba en mi estómago y me sacudieron por completo. Me caí arrodillado y lloré. Lloré de vergüenza, por la abrumadora vergüenza de todo eso. Sentí vértigo mientras mis ojos se llenaron de lágrimas e imágenes de filas y filas de ficheros. Nadie jamás debe encontrar esta pieza. Debo cerrarla y esconder la llave... Fue, entonces,.. cuando yo le vi... a Él.  No...por favor...No Él... No acá .. Cualquier otro, pero...no... a... Jesús....

Con una impotencia total, miré mientras Él empezaba a abrir los ficheros...y leer las fichas.

No pude imaginar cómo reaccionaría... Pero en cuánto yo pude mirar a su cara, vi.. vi.. que... Tenía una tristeza mucho más profunda que la mía! Iba a los peores archivos, como si lo supiera ya. Porqué tenía que leer cada uno? En fin se dio vuelto y me miró del otro lado de la pieza. Me miraba con lástima en sus ojos. Pero era una lástima que no causaba enojo. Agaché mi cabeza mientras cubría mi rostro con las manos y lloraba de nuevo. Se acercó y me abrazó.

Pudo haber dicho tantas cosas. Pero no dijo nada, ni una sola palabra. Solamente lloraba conmigo. Luego se levantó y volvió a aquella pared de ficheros. Empezando en un lado Él sacó un fichero y , uno por uno, sacaba cada ficha y firmó Su Nombre encima de mi nombre. "NO!!", Le grité, mientras corría donde El. Lo único que me salía era "no,no,no...Su Nombre no debe estar ahí!" y le quité la ficha. Pero...allí estaba, escrito en un rojo tan..tan..rojo...y  tan... vivo!. El Nombre JESUS cubría el mío. Fue escrito con Su sangre.

Con cariño, Jesús tomó de vuelta la ficha. Con una sonrisa triste terminó de firmar las demás fichas. No voy a entender jamás cómo lo pudo hacer tan rápidamente, pero en el próximo instante le sentí cerrar el último fichero, y volver a mi lado. Puso su mano en mi hombro y me dijo "Consumado es!"

Me puse de pie, y Él me llevó afuera de la pieza. No había cerrojo en la puerta.

Habrá más fichas a firmar, todavía.

                                          A   JESUCRISTO  SEA  LA  GLORIA


Iglesia Bautista "La Plata"

Brian R. George, Pastor Bautista / Casilla de Correo 48 / 1900 La Plata, Bs.As. / Argentina / Phone: 011-54-21-22-8958 / Correo Electronico: argbgr@Satlink.com Nuestra pagina en Ingles: http://geocities.com/Athens/Forum/4060/