Vida de Luis Monti


Luis María Monti, religioso no sacerdote, padre por veneración es el fundador de los Hijos de la Inmaculada Concepción.

Nace en Bovisio ( Milán, Italia ) el 24 de Julio de 1825. A los doce años huérfano del Padre se ve obligado por las duras circunstancias a transformarse en un aprendiz de ebanistería. Golpeado por la palabra de Dios escuchada en una misión popular en febrero de 1842 se compromete a vivir la vida cristiana más radicalmente.

Comienza por reunir en torno a sí algunos jóvenes artesanos y campesinos de su pueblo para formar en su casa un Oratorio Nocturno. Su modesta bodega de artesano se transforma en el centro pulsante de una verdadera comunidad cristiana que la gente de Bovisio comienza a la llamarle "la compañía de los frailes". Luis Monti y sus compañeros se dedican a obras de voluntariado cristiano en favor de los campesinos enfermos y pobres de la zona.

El ocho de diciembre de 1846 el joven Luis Monti, aún siguiendo su trabajo de ebanista, decide consagrarse al Señor y hace votos de obediencia y de castidad en las manos de su director espiritual el P Luis Dossi . En ese entonces acuerda en fundar una congregación religiosa comprometida en la educación y en la formación de la juventud.

Luis Monti decide unirse a don Luis Dossi quien cree oportuno entrar en la Congregación de los hijos de María, instituída hacía poco tiempo en Brescia por el venerado Ludovico Pavoni. Luego de cuatro meses de ingresado Luis Monti viste el hábito el 8 de diciembre de 1852. En los hijos de María luego de un período de dedicación a los jóvenes se dedica al estudio de la baja cirugía y de la farmacia para llegar a ser el enfermero de la comunidad. Profesión que utiliza pronto al servicio de los enfermos de cólera en el lazareto de Brescia en el 1855 dando pruebas de una caridad heroica en favor de los enfermos.

Luego de su estadía se separa pacificamente de los hijos de María, sigue a don Dossi a Bussolengo. Don Dossi estaba tratando de fundar una obra hospitalaria en favor de la asistencia de los enfermos junto con Cipriano Pezzini, obra en la cual quería pone a la cabeza a Luis Monti.

A estos fines viaja el Pezzini a Roma para obtener la aprobación del Comendador del Espíritu Santo para dar vida al proyecto concordado con Luis Monti. Sin embargo en lo sucesivo el comendador da la autorización para el mismo fin a los capellanes capuchinos del hospital del Espíritu Santo. Estos el 8 de setiembre de 1857 dieron vida a un asociación de jóvenes de inspiración franciscana dependiente de la Orden.

Luis Monti llega a Roma en abril del 1858 en el hospital del Espíritu Santo acepta humildemente formar parte con la intención de dar a la institución las características primigenias, esta intención le lleva veinte años de tribulaciones, sufrimientos e incomprensiones. En el 1868 es mandado a Orte por el ministro general de los Capuchinos para organizar y dirigir el hospital local que lleva un tiempo abandonado. Dónde por diez años se dedica no solo a los enfermos en el hospital sinotambién a aquellos de la ciudad y de la campaña, asumiendo diversos roles con la profesionalidad que le da la experiencia confirmada con el diploma de flebótomo conseguido en la universidad de Roma en el 1870.

En marzo del 1877 finalmente el Instituto consigue la autonomía de la autoridad de los capuchinos por deseo de Pío IX , en esta ocasión Luis Monti asume el gobierno del mismo con la aprobación del mismo pontífice.

Para regenerar al Instituto según su carisma, reforma las Constituciones, cambia el hábito, agrega a la actividad apostólica del Instituto un segundo fin: el cuidado de los huérfanos. Por este motivo abre una casa en Saronno en el 1886.

Desea para su congregación ardientemente el sacerdocio, como necesario complemento para que los hermanos pudieran desenvolver en manera integral las dos misiones a ellos confiadas. El proyecto de Luis Monti es aprobado por la Santa Sede cuatro años luego de su muerte que ocurrió Santamente en Saronno el 1º de Octubre de 1900. Sus restos descansan en la Iglesia del Instituto de Saronno que se ha constituído en el Santuario del Padre. La causa de beatificación e de canonización se está desenvolviendo a través de la Congregación de la causa de los Santos en Roma, esperando de obtener el decreto para la heroicidad de las virtudes del siervo de Dios.

[mas escritos sobre el fundador...] [Casa Familia Padre Monti] [Congregación de los Hijos de la Inmaculada Concepción] [e-mail]